¡Hasta siempre, Jose!

2015-06-06 18.58.43Hace unos días nos dejó Jose Franco, antiguo profe de inglés de nuestro colegio y muy querido por sus alumnos y por todos los que tuvimos la suerte de conocerle. Este martes 9 de junio, a las 20h, habrá una despedida en la parroquia del barrio (calle Antonio Machado). Jose era muy especial. Os dejamos con la carta que escribió a sus “niños” con motivo de su graduación y con las palabras de Pilar Cármenes, antigua madre del cole, que reflejan muy bien lo que Jose representó en el Hostos. ¡Hasta siempre, Jose!

Desde hace unos días, estoy recordando un montón de anécdotas, detalles, charlas que creía olvidadas. Sin embargo, cuando alguien se va, todos los recuerdos afloran con nitidez, y nos damos cuenta de lo importantes que son las pequeñas cosas. Quisiera hablar de ellas, pero no sabría por dónde empezar, como los apuros que pasaba tratando de hablar en inglés contigo, o las risas ensayando sevillanas con mi hijo para la función de fin de curso. ¡En menudo lío nos metiste! En fin, cada uno tendrá sus propias historias.

Lo que si necesito decirte es: GRACIAS, MUCHÍSIMAS GRACIAS. Por habernos ayudado a educar a esos hijos de los que estamos terriblemente orgullosos, por escucharnos, orientarnos, y sobre todo, por quererlos y hacer que te quisieran. Otra mamá decía que eres de esas personas que se gana el cariño y el respeto por igual. No puedo estar más de acuerdo.

No puedo terminar sin decirte que haces más bonito el mundo, porque has contribuido a sembrar el germen de lo que serán un montón de buenas personas –ya lo son, de hecho-: tus alumnos, tus niños.

Por mi parte, te prometo que sonreiré siempre que te recuerde.

9 pensamientos en “¡Hasta siempre, Jose!

  1. Del cole, de la gente …Me quedo con lo bueno!!! Jose siempre en la memoria y en el corazón.Gracias por formar parte de la educación de nuestros hijos.Por las experiencias enriquecedoras que compartiste con ellos.Por tu sonrisa y buena cara q ponías a los padres.Daba igual donde te encontrarás, que nunca nos decías”…ahora no!”.
    Auténtico y cercano tanto a los ojos de los padres como de los hijos.
    Gracias.

  2. Nuestra sociedad actual necesita maestros y personas como tú. Es terrible que la vida nos arrebate educadores tan especiales y necesarios para nuestros hijos. ! Qué pena tan grande perderte !. Siempre tendremos una imagen tuya positiva, feliz y cariñosa en nuestro recuerdos. Muchos besos donde estés.

  3. Yo tuve mala suerte, nunca estuve en tu clase, ojalá te hubieras quedado más tiempo en el Hostos y ser mi profe también.
    Yo tampoco te olvidaré

  4. Mucho más allá de aprender matemáticas, lengua, science, …. en español o en inglés . Educar en positivo. Respeto y tolerancia por encima de todo. Aprender a madurar como personas, a crecer por dentro, a ser felices.
    Descubrir que hay un momento para todo. Momento de estudiar, de atender en clase, momento risas, momento de escuchar al amigo, momento para contar nuestros sentimientos, momento de divertirse a tope, momento de parar, de cerrar los ojos y pensar en nosotros y en los demás……
    Y, aunque parece algo excepcional, para nuestros hijos ha sido el día a día todos los años que han compartido con “SU MAESTRO JOSE “, que tanto nos ha ayudado a amueblar esas mentes que crecen poco a poco, en unos cuerpos que cambian tan rápido.
    Y nada por casualidad, todo meditado y elegido especialmente para ellos. Y ahora que todos recordamos momentos entrañables yo quiero recordaros dos. Dos canciones: “Heal the world” de Michael Jackson, “ Imagine” de John Lennon. Aprendidas para una fiesta. En ingles, para practicar oído y pronunciación. Os invito a meditar sobre las letras, ya se que la mayoría no las entendemos, pero nuestros hijos si. Buscar la traducción merece la pena.

    Y ahora que ya no está, es el momento despedida, momento de recordar, momento de llorar.
    ¡¡¡ SIEMPRE TENDRAS UN LUGAR MUY ESPECIAL EN NUESTROS CORAZONES!!!

  5. Querido José:

    Recuerdo que enseñaste a nuestros niños y niñas en aquellos primeros pasos de la experimental andadura bilingüe, las primeras nociones sobre la energía. Al recordarte estos días no deja de venir a mi pensamiento esta frase: “la energía no se crea ni se destruye, solo se transforma”. La energía que transmitiste a tus alumnos está en ellos, porque les educaste en conocimientos, pero también para ser buenas personas, para respetarse los unos a los otros a pesar de sus diferencias, cada niño, cada niña importaba, fueran cual fueran sus capacidades. Espero de corazón que tu energía siga circulando por el universo para que no olviden que todos son importantes, y ahora que se van haciendo mayores, para quebranto de la paciencia de padres y madres, sigan creciendo en sabiduría, amor, tolerancia y respeto, y aunque se encontraran con profesores que no les gusten, con compañeros a los que no entiendan, también encontraran más gente especial y maravillosa como tú.

    Espero superar la tristeza y la rabia que se han instalado en mi, y yo también recordar todo lo bueno que nos aportaste, y sonreír al evocar tu recuerdo.

    Buen viaje José, buen viaje querido Maestro.

  6. Querido José,
    Nunca entenderé cómo personas como tú que siempre están con una sonrisa, que dan todo por ayudar y que vivían día a día su vocación, nos dejan tan pronto.
    Si tengo un buen recuerdo del Hostos es por los años que te tuvimos como profe y amigo, que hasta fuera del horario escolar nos atendías siempre.
    Daniel siempre te recordará por la música relajante que les ponías cuando volvían del patio con las pilas al máximo, “tú los conocías bien”.
    Sobre todo darte mil gracias por esa paciencia infinita que tenías cuando no entendía algo que los demás profesores no sabían explicar como tú.
    Tú eres uno de esos profes que nunca se olvidan porque tú tenías una clase llena de alumnos y de amigos.
    Nunca nos olvidaremos de ti.
    Goodbye.

  7. Hola José, sólo te pido que allí donde estés dejes tan buen recuerdo como el que has dejado aquí,

  8. Querido Jose

    De vez en cuando recibimos noticias que no nos gustaría oír. Es una pena que personas tan auténticas como tú nos abandonéis, porque aunque hace unos años que cambiaste de cole, sabes que todos te hemos echado de menos infinitas veces. Cuando pasaron a quinto, algunos niños recordaban cómo se relajaban con tu música clásica y tus buenos consejos. Y nos encantó que te acordaras de ellos el día de su graduación, siempre serán tus niños. Tenemos que darte las GRACIAS por la huella que has dejado en ellos.

    Eres un MAESTRO con mayúsculas, recuerdo que cuando los niños tuvieron su primer examen de inglés serio, les dijiste que un amigo tuyo extranjero iba a hablar con ellos en inglés, para ver cómo hablaban inglés los niños españoles, y conseguiste que no se pusieran nerviosos. O cuando después de haberles dado dos años inglés sin hablar castellano, pasaste a ser el profe de lengua y mates y te giraste diciendo que ahora ya sabías hablar castellano y los niños lo asumieron perfectamente.

    Vamos a quedarnos con tu sonrisa auténtica, como dice Elena, y con el buen recuerdo que has dejado en nuestros hijos y a nosotros, sus padres.

    ¡Siempre estarás en nuestros corazones!

    Gracias por todo. Te queremos, Jose.

  9. ¿Qué decir José? Que has dejado un vacío muy grande en los corazones de todos los que hemos tenido el privilegio de conocerte, pero que también es grande la huella con la que nos has dejado marcada a todos con tu forma de ser.

    No he conocido persona más positiva que tú y que mejores consejos me haya podido dar.

    Como anécdota nunca olvidaré el día que estabas hablando en inglés con Sandra y conmigo y cuando la niña se fue a jugar y comprobaste que no había niños alrededor soltaste con todas tus ganas: “¡Ozu quilla que ganas tenía de dejar de hablar en inglés hoy!”.

    Tampoco podré olvidar los buenos consejos para que Sandra aumentara su autoestima (gracias a ellos ha seguido adelante y es una niña feliz). Ni los que me distes para sentir lástima por las personas que intentan hacerte daño, en vez de sentir rencor. Podría seguir y no terminar nunca.

    Gracias José por todo, por tu sonrisa, tu buen humor, tu positividad y por ser una persona tan maravillosa.
    Allí donde estés sigue guiándonos como hasta ahora, sobre todo a tus niños.

    Tu siempre decías que las cosas, buenas o malas siempre pasan por algún motivo. Tu paso por nuestras vidas ha estado lleno de buenos motivos.

    No es un adiós, es un hasta la vista, porque se que acabaremos encontrándonos.

    Siempre te llevare en mi corazón y como dice Pilar, te prometo sonreír cada vez que piense en tí.

    Un beso José, te quiero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s